GUANAJUATO, UN DESTINO MÁGICO

Guanajuato es un estado ubicado al norte de la Ciudad de México, es un destino mágico. Durante mis 4 años en México, tuve la oportunidad de viajar bastante pero Guanajuato siempre fue de mis lugares favoritos. Fue el primer viaje que hice y te cuento porqué es uno de mis destinos favoritos.

Cuando uno piensa en México, piensa en colores y más colores. Ah, y también en tacos. Pues eso es la definición de Guanajuato. Es una ciudad muy colorida, llena de historia, con una gastronomía amplia. No por nada fue nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Llegando, me sorprendió mucho el hecho de que gran parte de la ciudad es peatonal. Los coches pasan por túneles subterráneos, lo cual permite poder caminar tranquilamente de un atractivo turístico a otro. 

Si viajas a este destino, hay unos atractivos que no te puedes perder. 

El Centro

Primero, debes de caminar por el centro, perderte en sus calles y descubrir la Basílica, la Universidad y el Teatro Juárez, entre otros. En un rincón de la ciudad, podrás también ver el famoso Callejón del Beso. ¿Conoces la historia de amor entre Romeo y Julieta? Pues pasó algo similar entre dos jóvenes en Guanajuato, y encontraron como darse un beso desde dos balcones cercanos, y de ahí salió el nombre del lugar. 

Sus Museos

Guanajuato es una ciudad llena de historia ya que el estado fue importante durante la Independencia del país. Por lo mismo, no te puedes perder el Museo Alhóndigas de Granaditas que te cuenta la historia local. Y ¡no es el único museo! Si te gusta aprender más de los lugares que visitas, tienes que ir al Museo de las Momias, uno de los más famosos de la región. 

Las Callejoneadas

Por la noche, la magia sigue gracias a las callejoneadas. Cerca del Teatro Juárez, a partir de las 8, podrás ver grupos de personas con instrumentos de música. Pagando unos pesos, podrás unirte al grupo y disfrutar de un tour de la ciudad. Los músicos te contarán momentos de historia así como anécdotas cantando. Es una manera diferente de visitar y de tener un acercamiento con la cultura musical mexicana. 

El Mirador del Pípila 

Finalmente, tendrás que subir al Mirador del Pípila para descubrir la mejor vista de la ciudad. Si no quieres subir los numerosos escalones, puedes tomar el funicular que te lleva hasta la cima. Una vez arriba, podrás observar la ciudad de una manera totalmente diferente, viendo una mezcla de colores de la que resalta la Basílica

Para terminar tu viaje, te recomiendo tener un día para ir a San Miguel de Allende. Parte del programa de Pueblos Mágicos de México, es una ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y fue nombrada varias veces entre las 10 mejores ciudades del mundo para vivir. 

Como verás, viajar a Guanajuato es un viaje en el tiempo que no podrás olvidar. Pude viajar bastante pero nunca encontré el ambiente que sentí en esta ciudad tan particular. ¿Te animas a conocerla?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.